El Faro cierran su año como lo empezaron

 

Este sábado 1 de diciembre, los integrantes de El Faro cerrarán su año como lo empezaron: abrazados al fuego. Desde las 23.30, brindarán en Robert Nesta el último recital de un año intenso, con muchos invitados de calidad en escena y una pregunta dando vueltas en las cabezas, “¿para qué carajo hacemos esto?” y una respuesta que gira en torno, para dar una respuesta, El Faro nos dice: “lo que se ama, no se suelta”

“El año está terminando, estamos cansados y probablemente llenos de tareas que requieren de nuestros últimos litros de combustible interno para entregarnos satisfechos al calor familiar de las fiestas y el enero provinciano. Desfilan innumerables argumentos en contra de la fecha: este año nos fue muy bien, presentamos un disco llenando el Nesta, teloneamos a Eruca Sativa, rotamos por cuantas radios y escenarios existan en la movida de nuestra ciudad, nos escucharon personas, que según nos transmitieron, atesoran nuestra música porque supo llegar hasta fibras muy íntimas. Es mucho más de lo que habíamos proyectado, siendo optimistas”, recopiló Martin Landers, guitarrista de la banda.

Con un apasionante pero cansador 2018, El Faro llegó a plantearse que era hora de levantar el telón y tomarse vacaciones porque las cuentas cerraban por todos lados, pero el show continuará. ¿Quierén más? “No, lo merecemos y por eso decimos, en reiteradas ocasiones: ‘No nos suelten la mano’, por algo mucho más profundo que la belleza estética de estas palabras amontonadas, porque nosotros nunca nos hemos soltado la mano, porque lo que se ama no se suelta”, explicó Landers.

Este sábado, nuevas historias que piden ser contadas se materializarán en en escenario de Robert Nesta, con la colaboración de gente talentosa: Natalia Veliz, artista y dibujante, realizará una performance en vivo durante el recital; Juan Domingo Díaz, interpretará al chamán, quien limpiará los espíritus de los presentes; también estarán en el escenario Juan Pablo Farías en saxo, Leonardo Villatarco en violín, Esteban Siufi en trompeta, Batiah Adler de Chazal y Constanza Venturelli en coros, los hermanos Pablo y Silvio Castillo de Narpoperules en voz y guitarra y todo un equipo técnico de sonido, luces, asistentes de escenario, escenografía, vestuario, visuales, videos y fotografía. “Esta es una producción independiente, tucumana y autogestionada. Bienvenidos a la hoguera. ¡No nos suelten la mano!”, pidió Matías Meneses Haro, bajista de El Faro.

Federico De Angeli y Gerónimo Pondal, cantante y baterista, respectivamente, completan la alineación de la banda tucumana.